Hasta Rayar
Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta rayar el alba.

La lucha por la bendición de Dios

La vida de Jacob me suscita gran variedad de interrogantes, pero si hay algo que me deja perplejo es la agitada lucha que mantiene con aquél varón en esa noche épica.

Ya hay carencia de información en cuanto a la forma de luchar, pero la obstinación de Jacob lo hace más desconcertante, no permitiendo dejar al adversario aún cuando éste le deja lesionado de por vida.

Al rayar el alba suena el último round y lo que continúa no adquiere mayor verosimilitud cuando los contrincantes se preguntan los nombres como si con ello pudieran desarmar al contrario.

Por si todo esto no resulta suficientemente estrambótico, el contrincante proclama vencedor a un Jacob exhausto y lastimado, al que le da un nuevo y crucial nombre para el devenir de la historia: Israel.

Como supuesto premio, el varón vencido le concede la insistente pretensión de Jacob: Ser bendecido por su mismo contendiente.

Por último y para mayor consternación se nos informa que ese varón es el mismo Dios y por ello Jacob acaba constatando que no debería estar vivo.

 

Bien, hemos dicho lo suficiente como para pretender sortear tan comprometido evento. Quizás nos podemos plantear poner en entredicho la sensatez de ese gran patriarca dispuesto a luchar contra Dios TodoPoderoso.

Si solo fuera eso, otro acto irreflexivo de un siervo de Dios… pero no se acaba ahí, pues también queda amenazada nuestro conocimiento de Dios cuando alzamos las siguientes cuestiones:

  • ¿Por qué Dios busca luchar contra Jacob, un siervo suyo?
  • ¿Cómo no puede el Dios Omnipotente, aún como varón o como ángel, siquiera soltarse de un simple mortal?
  • ¿Y por qué Dios después de herir a Jacob, llega a proclamarlo vencedor de la contienda?

Falta información, decimos, además, no pertenece a nuestra esfera ¿deberíamos pasar página?…

Lo cierto es que sería cómodo tomar este relato como una corta epopeya, obviando las cuestiones, y aceptando que supera la originalidad de un sueño en una noche de verano. Y de hecho, resultaría más apacible tomarlo como una visión.

Sin embargo, Jacob salió de ese incidente no sólo con la sensación que no debería estar vivo, sino también con una cojera evidente. Aquella lucha le dejó una secuela permanente, y le otorgó algo por lo que había estado luchando toda su vida y que todavía tenía la sensación de no haber conseguido: la bendición de Dios.

Continúa en el siguiente enlace: Una vida sin paz

8 comentarios to “La lucha por la bendición de Dios”

  1. hola

    bendicion hermanos creeo que la lucha que se tenga con Dios por una bendicion es excelete, lastima que no queremos pagar el precio que en este caso se trata de intimidad, obediencia, sometimiento, pero sobre todo cuando nos busca para probarnos con el fin de pasarnos a otro nivel o promocion, nunca le podemos ganar a Dios pero el espera que nuestra lucha por la bendicion sea limpia , honesta, y el nos da el premio. y eso fue lo que hizo Jacob no se rindio a pesar del tiempo lucho hasta alcanzar su bendicion, no sola para el sino para su desencencia.

    • Es una gran bendicion : RECIBIR AL FINAL DE NUESTRAS VIDAS FISICAS LA SALVACION DEl alma. es por esto que luchamos con el major adversario ” la carne”. Las influencias del enemigo ; las venceremos despues que hayamos aprendido a vivir dentro de La Palabra de Dios.
      Jehova Dios te bendiga; julita

  2. PIENSO QUE ALCANZAR LA BENDICION DE DIOS ES UN RETO MUY GRANDE. PORQUE NO ES FACIL PERSEVERAR Y AUN CUANDO TODO ESTA DE NUSTRA CONTRA Y HAY QUE SEGUIR. PRA RECIBIR BENDICIONES DIOS NOS PREPARA; PONE A PRUEBA NUSTRA FE PARA DESARROLLAR MAYOY FORTALEZA Y SABIENDO QUE CREYENDO LO QUE NO VEMOS ESO ES FE. SI DIOS TE HIZO A TI UNA PROMESA, LUCHA POR ELLA Y AUN NO LA HAYA HECHO, CREE, HERMANO QUE EL PROPOSITO DE DIOS SIEMPRE ES QUE ANDEMOS EN BENDICION. PERO ACUERDATE QUE SIN LUCHAS NO HAY RECOMPENSAS. DIOS TE BENDIGA

  3. Mis amados hermanos las bendiciones de DIOS
    ayudan a vivir en paz cuando llegamos a los caminos del SEÑOR comezamos a ser bendecidos por DIOS tambien entramos en una batalla espiritual contra satanas y sus demonios que se oponen a que seamos bendecidos pero con cristo somos mas que vencedores con la ayuda de su SANTO ESPIRITU vencemos todas esas furzas contraria que EL DIOS TODOPODEROSO LOS SIGA BENDICIENDO AMEN

  4. Excelente y fresca meditación. Hay ocasiones en las cuales Dios permite cosas de acuerdo a nuestra voluntad y no a la suya; es tanta nuestra insistencia y terquedad que nos dice: OK, sea como tú quieres, pero…
    Luego tendremos que afrontar las consecuencias a nuestra mala decisión o a nuestra lucha y pueden ser mas fuertes que solo haber aceptado su No como respuesta. No dudo de que Dios hubiese bendecido a Jacob de todos modos. Es Dios quien en Su soberanía ha dispuesto en la eternidad todo lo que nos va a suceder a lo largo de nuestra vida, y eso que ha dispuesto es lo mejor para nosotros, pues con ese propósito Dios es glorificado.
    La versión contrastada la vemos en el jardín de Getsemani, Jesús pidió al padre le librase de lo que vendría… Que si era posible se usaran otros métodos y sin embargo… Padre, que se haga tu voluntad y no la mía – Concluía. El silencio de aquella madrugada cesa cuando la turba llega para arrestarle, pero Dios cumple su plan… Y es glorificado.

  5. “El Señor da muerte y da vida; hace bajar al Seol y hace subir. El Señor empobrece y enriquece; humilla y también exalta. Levanta del polvo al pobre, del muladar levanta al necesitado para hacerlos sentar con los príncipes, y heredar un sitio de honor; pues las columnas de la tierra son del Señor, y sobre ellas ha colocado el mundo” (1 Samuel 2:6-9).

  6. Creo que este hermoso pasaje bíblico con este dramático acontecimiento en la vida de Jacob, de alguna manera identifica nuestras propias luchas con Dios.
    La vida nuestra es una lucha contínua interna contra la carne y lo que llamamos mundo. Todos queremos ser bendecidos, pero no todos están dispuestos a luchar por las bendiciones.
    Sabemos hacer lo bueno, pero como explica Pablo, hay algo en nosotros que nos lleva cautivos a la ley del pecado.Vivir una vida de santidad y ser usado y aprobados por Dios significa una lucha cotidiana con el enemigo y también con Dios, pues no queremos fallarle…nos cuesta andar en el temor de Jehová..aunque sabemos que es eso lo que nos conviene.
    Jacob luchó con Dios una noche y Dios lo declaró vencedor y le otorgó un nuevo nombre Israel “principe con Dios”…Nosotros debemos luchar cada día para seguir en la bendición.

  7. es verdad hay que luchar por el porque por el es que estmos aqui compartiendo unos con otros por ello debenos rendirnos ante el


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: